Las pruebas antidoping son exámenes químicos que detectan el consumo de sustancias químicas, sean drogas ilegales o medicamentos controlados (por prescripción médica).


Drogas que detecta

  • Marihuana.
  • Cocaína (incluyendo el crack).
  • Anfetaminas.
  • Metanfetaminas (conocidos como cristal y éxtasis).
  • Benzodiacepinas (tranquilizantes como diazepam).
  • Opiáceos (analgésicos derivados de la morfina).



La detección del uso de sustancias prohibidas depende de cuánto tiempo duran las drogas en el cuerpo, lo que suele cambiar en cada persona dependiendo de la cantidad consumida, vía de administración y acidez de la orina, entre otros factores.



Dichas pruebas son determinadas por procedimientos que emplean diferentes muestras, algunas de las más comunes son:


  • Antidoping en orina. Mide el consumo reciente (de 3 a 5 días), ya que la vida media de la mayoría de las sustancias que detecta se sitúa alrededor de 48 horas, excepto la marihuana, que puede ser detectada hasta 28 días después. Asimismo, puede revelar una dosis única de una sustancia, pero no su uso crónico.
  • Antidoping por sangre. Sirve para averiguar el uso de sustancias pocas horas después de su consumo. La sangre es ideal para cuando se quiere medir la ingesta reciente de alcohol, aunque se utiliza junto al aliento como en el caso del alcoholímetro. Sin embargo, no es muy útil para reconocer la presencia de otras drogas en el cuerpo, pues no permanecen mucho tiempo en sangre.
  • Antidoping por saliva. Pueden detectar restos hasta 3 días posteriores al consumo de drogas. Aunque es menos invasiva que las pruebas de orina y sangre, la mayoría de los medicamentos no son detectables en la saliva después del plazo mencionado.
  • Antidoping por medio del cabello. Mide el consumo crónico o a largo plazo. Para el procedimiento se necesitan 50 ml de pelo, que usualmente se obtienen de cabeza, pecho, axilas o región púbica.



Algunas sustancias se eliminan rápidamente mientras otras toman más tiempo. Por ejemplo, en el caso del antidoping en orina pueden detectarse drogas después de su uso hasta 30 días en el caso de la marihuana, 7 días en la cocaína, 48 horas en las anfetaminas, 51 horas en las metanfetaminas y 3 días en las benzodiacepinas.




*Fuente: Salud y Medicinas